Archivo de la categoría: Viaje a China

Año Nuevo Chino (III): el día después

[En anteriores ediciones: Año Nuevo (II): el gran día, Año Nuevo (I): la víspera

Día después del Año Nuevo Chino, 27 de enero. Seguimos con las celebraciones familiares. En este caso, y después de dos días, vamos a casa de los abuelos maternos de Xiao Mao. Una vez más queda clara la preferencia por la línea paterna de la familia: los días más importantes se han pasado en casa de los familiares de su padre.

Otra cosa interesante en cuanto a la diferencia de género, y que me recuerda a España, es la división que casi siempre se produce a la hora de comer. Los hombres ocupan una mesa, donde beben alcohol y fuman (después juegan a las cartas apostando dinero). Las mujeres y los niños están en otra mesa, muy cerca, y ni beben ni fuman.

Después de comer y cenar en casa de sus abuelos maternos, las celebraciones no podían acabar de otra forma: visita al Karaoke. Gran parte de la familia acudimos juntos a un karaoke del pueblo, tanto mayores como niños. Fue una situación que me pareció bastante graciosa, porque ver juntos en un karaoke a gente de 60 y de 8 años juntos es toda una experiencia.

Año nuevo chino1

añonuevochino2

3 comentarios

Archivado bajo Año Nuevo chino, Viaje a China, viajes, Yunnan

Año Nuevo en Yunnan (I): la víspera

En mi viaje durante estas vacaciones de enero, he hecho un alto en el camino para celebrar el Año Nuevo Chino. En esta ocasión me fui a otro pueblo remoto, Eshang (峨山), en la provincia de Yunnan. Allí me esperaba otra amiga china, Xiao Mao, que me invitó a pasar las fiestas con su familia.

Lo que sigue a continuación es un pequeño relato de como se vivió el Año Nuevo en este pueblecito de Yunnan. Como sabéis, cada parte de China y cada familia lo celebra de una forma distinta, así que esto no es más que una pequeña crónica de como lo vivimos aquí.

Al igual que pasa con las Navidades en España, el día más importante en China es la víspera del Año Nuevo Chino (en esta ocasión el 25 de enero). En la familia de mi amiga Xiao Mao, todos acudimos a la casa de su abuela paterna (preferencia sobre la línea materna), donde se reunía toda su familia (tíos, sobrinos, nietos, etc…). En total había unas 15 personas. Como hay un montón de platos que preparar, casi todo el mundo estaba allí desde las doce de la mañana.

La casa de la abuela de Xiao Mao era una casa bastante grande, de dos pisos y con un patio interior muy amplio. Así que durante varias horas su casa de llenó de gente que iba con platos en una y otra dirección, gente cortando carne, preparando cacerolas, etc…

añonuevovispera

añonuevovispera2

Otra de las cosas que se hace mientras se está preparando la cena es cambiar las tiras y carteles (no sé como llamarlos en español, en chino se dice chunlian春联 -) de las puertas de las casa. Estas tiras han estado ahí durante todo el año, como símbolo de fortuna, buena suerte y enriquecimiento. Durante la víspera de Año Nuevo los más jóvenes de la casa se lanzan a arrancar las tiras del año pasado y cambiarlas por otras nuevas (que estarán allí hasta el año que viene).

añonuevovispera3

añonuevovispera4

 

Como sabéis, otra de las cosas más típicas del Año Nuevo Chino son los fuegos artificiales. Durante los días que duran las festividades, se escuchan por todos lados. Los más activos son los niños, que utilizan casi siempre petardos que hacen mucho ruido pero poco más. Pero lo cierto es que cada casa (estoy hablando por la familia con la que estuve) hace aprovisionamiento de fuegos artificiales. Y en algunos casos son realmente espectaculares, unos fuegos artificiales en toda regla, con millones de luces y palmeras y colores que se forman en el cielo.

añonuevovispera5

Otra de las cosas que me llamó la atención es que, justo antes de empezar a cenar (la cena comenzó sobre las seis de la tarde) cada familia lanza una buena traca de petardos. Es curioso escuchar como cada familia pasa por este ritual y el sonido atronador de los petardos indica el comienzo de la cena por todo el pueblo.

añonuevovisera6

Otra cosa que se hace antes de la cena, y de la que había leído mucho pero nunca había visto, es rezar a los ancestros. En la casa de la abuela de Xiao Mao había una habitación donde estaban escritos los nombres de todos los antepasados de la familia, con sus nombres y apellidos. Justo antes de cenar, los jóvenes (todos aquellos que no están casados) subieron a esta habitación e hicieron sus reverencias. Mientras tanto, la abuela quemaba incienso, había colocado comida y bebida para los ancestros y quemaba dinero (falso) para que lo pudieran utilizar en el otro mundo.

Aunque no fue un ritual súper serio ni sagrado (los niños salían cada poco por la cantidad de humo que había y seguían gastándose bromas), fue el único momento en el que no me dejaron sacar fotos.

En cuanto a la comida de Año Nuevo en sí, como casi siempre en China, consistió en un montón de platos de los que todo el mundo va cogiendo (pollo, pato, hígado, pescados, arroz dulce, jamón, chorizos, cerdo con verduras…). En este pueblo de Yunnan casi todo el mundo acompañaba los platos con el típico cuenco de arroz o con unos fideos también hechos con arroz (llamados mifen -米粉-). 

añonuevovispera7

añonuevovispera8

Después de la cena, casi todo el mundo se entretuvo mandando mensajes por teléfono móvil y viendo la televisión. Este día tiene lugar el que es probablemente el programa anual más visto del mundo: la gala de Año Nuevo (春节欢晚会). Es un espectáculo al más puro estilo Sábado Noche, con actuaciones, música, las principales estrellas del país, humor, bienvenidas al Año Nuevo…  

Mientras tanto, un rato después, se siguen lanzando fuegos artíficiales (los más bonitos de la noche). Petardos y fuegos artificiales forman parte de la fiesta china, y no sólo se escuchan en este día tan especial, sino semanas antes y semanas después. Uno de los tíos de Xiao Mao, que insistía en que me quedará algunos días más en Eshang, me lo explicó así: “Nosotros inventamos la pólvora y los fuegos artificiales para divertirnos. Fueron los occidentales los que los utilizaron para la guerra”.

Es también después de la cena cuando comienza el ritual de los sobres rojos (hongbao -红包-), que reciben todos aquellos que todavía no están trabajando. En estos sobres los mayores meten dinero (en esta familia, entre 100 y 400 yuanes) y los jóvenes esa noche duermen con el sobre bajo la cabeza. Mi amiga Xiao Mao al final conseguió unos 1.400 yuanes (130 euros), y estaba bastante triste porque es el último año que recibe el sobre rojo: en unos meses acaba la Universidad y empieza a trabajar, con lo que el próximo año ya le toca dar dinero.

Un poco más tarde, los más jóvenes (una vez más) acudieron a un pequeño templo budista acompañados por la abuela. Era un templo muy pequeñito, cerca de su casa, donde no había nadie. Allí se volvió a ofrecer comida (cacahuetes, refrescos, pipas, mandarinas…) a los dioses y recitar algunas “oraciones”.

añonuevovispera10

añonuevovispera11

Uno de los Dioses era el encargado de dar buena suerte en los estudios, así que todos los niños hicieron varias referencias frente a él. Especialmente una de las sobrinas de Xiao Mao, que este año tiene que hacer el examen de entrada a la Universidad (el gaokao -高考-, más o menos como la selectividad española)

Después de volver a casa de su abuela, nos fuimos bastante pronto a casa, sobre las diez de la noche. Fue una cosa que me sorprendió, porque uno de los momentos culmen de la víspera de Año Nuevo se produce a las doce la noche: cuando una traca de petardos enormes recorre todo el país. Es la forma de acabar con esta noche tan especial y de dar la bienvenida al Año Nuevo.

Nota: una de las tradiciones más arraigadas es la de comer jiaozi (raviolis)en esta víspera de Año Nuevo Chino. En esta familia, como en muchas otras del Sur del país, no se vieron los jiaozi por ningún lado.

Nota (II): la experiencia en esta familia fue increíble,  porque finalmente pude ver con mis propios ojos todo lo que había leído sobre las celebraciones del Festival de Primavera. Mi experiencia el año pasado en Nanjing no fue tan tradicional.

Más:
Año Nuevo (II): el gran día,
Año Nuevo Chino (III): el día después

3 comentarios

Archivado bajo Año Nuevo chino, Viaje a China, viajes, Yunnan

Chongqing (IV): la picante

[publicado para el proyecto Visiones]

Chongqing parece una ciudad en guerra. La mitad de los edificios están destrozados, es frecuente encontrar sofás en medio de la calle y trozos de tejas rotas en la acera. Explanadas enteras, miles de metros cuadrados están hechos escombros. Las casas que tienen ventanas en Chongqing no tienen puertas, y las que aún tienen tejado suelen tener algún agujero por el que se puede vislumbrar la cocina. La neblina que invade la ciudad ayuda a darle un toque aún mas fantasmagórico, como si las bombas recién caídas el día anterior hubieran dejado su rastro por toda la ciudad.

En medio de este ambiente bélico, la ciudad es un caos. No se trata de una especie de laberinto a la europea, de pequeñas calles antiguas que han sobrevivido al paso del tiempo. Es un desorden mucho más profundo, donde las avenidas van en todas direcciones, hay cientos de calles sin salida, carreteras que se levantan a decenas de metros del suelo y trenes que pasan por encima de tu cabeza. La ciudad es decrépita y amaga con cierto futurismo.

chongqingpicante1

Chongqing se encuentra entre dos ríos (uno de ellos el Yangtse, el tercer río más grande del mundo) y está plagada de montañas y vegetación salvaje. No quiere decir que las montañas rodeen la ciudad, ni que los ríos formen parte de una ruta comercial; quiere decir que Chongqing huele a tierra y sabe a agua salada. Por eso los mapas tradicionales son inútiles en Chongqing: porque no aparecen las montañas, los valles ni los árboles. Es una naturaleza enorme, gigantesca, inabarcable; tan abrumadora que impone respeto pasear por el puerto y las avenidas improvisadas junto al río. Uno se siente muy pequeño frente a la imponente Chongqing.

Chongqing huele a picante, en cada esquina, en los mercados del puerto, en los restaurantes. La ciudad es conocida por su plato estrella, el huoguo (火锅), una pota donde se pueden cocinar todo tipo de alimentos (bolas de pescado, algas, ternera, verduras, toufu, patatas…) en una salsa roja cuyas gotas parecen salpicar toda la ciudad. El huoguo de Chongqing es tan picante que el olor te limpia la nariz y la garganta, te deja la boca insensible y los labios ardiendo durante horas.

Chongqing es un buen ejemplo de como las ciudades, las personas y la comida se funden en un lugar. El huoguo (picante, profundo, rojo, grasiento) define no sólo esta enorme región de China (30 millones de habitantes), sino también sus habitantes. De Chongqing se dice que no sólo tiene las mujeres más bonitas del país, sino también las más picantes (la -辣-). Esto quiere decir que son hermosas, pero que tienen muy mala leche. Como Chongqing.

chongqingpicante2

Links
Chongqing (I): impresiones
Chongqing (II): surrealista
Chongqing (III): fotos

3 comentarios

Archivado bajo Chongqing, Viaje a China, viajes

Chongqing (III): fotos

Algunas fotos más de Chongqing:

Chonging3.1

chongqing3.2

chongqing3.3

chongqing3.4

Tenéis más en mi cuenta de Flickr.

Links
Chongqing (I): impresiones
Chongqing (II): surrealista
Chongqing (IV): la picante

5 comentarios

Archivado bajo Chongqing, Viaje a China, viajes

Guangzhou, abierta al mundo

Durante siglos y siglos, Guangzhou fue la puerta de entrada y de salida de China. Aquí llegaban nuevas ideas y productos desde todos los rincones del mundo; y de aquí salían los preciados productos chinos que se compraban en Asia o Europa.

Esto fue así ya durante la Dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.) y alcanzó su máximo esplendor con los Tang (618 – 907). Durante esta última época Guangzhou se convirtió en el punto de partida de la ruta de la seda marítima, la mayor ruta comercial por mar durante la Edad Media. Guangzhou acogió entonces muchas influencias extranjeras (los Tang siempre mostraron gran interés por todo lo que llegaba de fuera del Imperio) y una gran fuente de ingresos (de hecho, se la llamaba el “preciado granero del Sur”).

En esta época, en el siglo VII, se construyó en la ciudad la Mezquita del Recuerdo del Profeta, considerado el primer templo musulmán construido en China. Se dice que fue edificada por el primer misionero musulmán en China, un tío de Mahoma, y nos muestra ya lo abierta que estaba Guangzhou al mundo.

 

Vídeo (un poco cutre, que le vamos a hacer) sacado en el museo de Guangzhou que muestra las rutas comerciales de la ciudad durante las Dinastías Han, Tang y Song.

 

Mucho más tarde llegaron los portugueses a la región (con esa idea de que China había estado cerrada al mundo), que finalmente se quedaron con Macao (1557); y los jesuitas, que antes de llegar a Pekín se instalaron en Zhaoqing, al oeste de Guangzhou. Una vez más, Guangzhou y Guangdong eran la puerta de entrada y salida de China.

Ya en el siglo XIX, la apertura al mundo de Guangzhou le deparó nuevos acontecimientos, entre ellos las Guerras del Opio y la rebelión Taiping (1848-1864), que nació en Huaxian, a 40 kilómetros de la ciudad. Durante el siglo XIX, los cantoneses también fueron los primeros en emigrar a Estados Unidos, Canadá o Australia y los primeros en cursar estudios en Estados Unidos.

guanzhouabierta1

El primer grupo de niños estudiantes en EE.UU.; 24 eran de la provincia de Guangdong.

 

Pionera en muchos aspectos, Guangzhou casi siempre fue la primera en abandonar el continente y en acoger otras culturas. Incluso durante el mayor aislamiento comunista, la Feria de Cantón era una de las pocas formas de hacer negocios con el mundo. Puede que las políticas de los gobernantes cambien con el tiempo, pero la geografía no cambia nunca. Hoy, Guangzhou sigue su camino histórico, abierta al mundo.

guanzhouabierta2

El primer aviador chino, también cantonés.

2 comentarios

Archivado bajo guangzhou, Viaje a China, viajes

Guangzhou la vieja

guanzhouvieja1

A pesar del desarrollo económico de Guangzhou, la ciudad respira humanidad por los cuatro costados. De hecho, si tengo que elegir algo de esta ciudad (una de las que más me ha gustado de China) me quedó con sus parques, con los bailes improvisados en cada esquina y con las partidas de mahjong y ajedrez por la calle. Una ciudad donde la gente todavía baja en pijama y zapatillas a la calle; un lugar donde la modernidad convive con el estilo campechano; y lo mejor es perderse por sus callejones y contemplar la rutina de sus mercados.

guanzhouvieja2

guanzhouvieja3

guanzhouabierta4

guanzhouabierta5

Dentro del espectáculo que suponen los parques chinos, nunca había visto ninguno tan lleno de vida como el que se encuentra al norte de la universidad Sun Yat-Sen. La gente acude aquí para aprender a bailar, hacer ejercicios de taichi, cantar algunas canciones con el coro, jugar a las cartas o simplemente pasear. Otro que parece un circo lleno de vida, en pleno centro de la ciudad, es el Parque de Renmin (人民公园).

Frente a lo que había escuchado (muchísima gente me había dicho que en Guangzhou no había nada interesante que visitar), lo cierto es que la ciudad tiene una oferta espectacular. Desde la Isla de Shamian (沙面岛) hasta el Templo de las Seis Higueras (六溶寺), pasando por el Templo de Guangxiao, el interesantísimo Museo de Arte de Guangdong o el famoso Parque de Yuexiu (越秀公园).

guanzhouabierta6

Templo de Guangxiao (光孝禅寺)

 Toda una oferta donde acercarse a la historia y cultura de esta ciudad, que tiene otro de los museos más interesantes que he visitado nunca, el de la Tumba Yue del Sur (南越王墓). Sólo por echar un vistazo a este museo merece la pena acercarse a Guangzhou. En él se encuentra la tumba del emperador Wen, uno de los gobernantes en la zona (se le llamaba reino Yue) durante la dinastía Han occidental (206 a.C. – 8 d. C.). En el museo se puede ver el lugar exacto donde estaba enterrado, junto a sus cocineros, algunos objetos de su vida cotidiana y sus concubinas. En el resto de salas adyacentes se pueden examinar los objetos que se encontraron en la tumba, entre ellos los sellos del gobernador, sus instrumentos musicales y su traje funerario de jade. Un museo muy bien estructurado y con algunas reliquias impresionantes. Un muy buen sitio para acercarse a los rituales funerarios chinos.

guanzhouvieja7

4 comentarios

Archivado bajo guangzhou, Viaje a China, viajes

Guangzhou la nueva

guanhzounueva1

Guangzhou es la capital del mundo cantonés, un mundo que normalmente nos ha llegado a través de las canciones y películas de Hong-Kong. Con una lengua propia distinta del chino oficial (aunque los caracteres sean los mismos), Guangzhou respira un aire muy diferente, una personalidad muy distinta a la norteña Pekín. Una ciudad que ha estado más abierta al mundo que el resto del Imperio desde hace 2.000 años, que fue una de las primeras regiones a la que llegaron los occidentales y una de las primeras en acoger las inversiones extranjeras en los años 90.

guanzhounueva2

Viajar directamente desde Pekín a Guangzhou produce la sensación de haber pasado dos o tres fronteras y haber llegado a otro país. Las dimensiones y diferencias en China son abismales y la provincia de Guandong es un ejemplo más de que no podemos hablar de una única China. Cada lugar en China parece tener una cultura propia, una idiosincrasia distinta, una personalidad forjada a lo largo de siglos y siglos. Xinjiang, Shanxi, Yunan, Beijing, Guangdong… todas forman parte de esta Gran China, y todas son muy diferentes.

Guangzhou es una de las ciudades más grandes de China (unos 10 millones de habitantes), con algunos de los edificios más altos del país y una economía en continuo crecimiento. De hecho, es la provincia con mayor PIB y la sexta en renta per capita. Esto se nota también en las condiciones de vida: tomando el Índice de Desarrollo Humano (IDH) la provincia de Guangdong está entre las regiones de Desarrollo Humano Alto.

Este desarrollo económico se debe sobre todo a la economía en torno al río de las Perlas (Zhujiang) y a la cercanía de Hong-Kong. Muchas de las empresas hongkongnesas se han mudado aquí para abaratar costes y las primeras inversiones occidentales llegaron a esta provincia del sur de China. A todo esto hay que sumar el dinero de los chinos de la diáspora: la mayoría de emigrantes de Estados Unidos, Canadá o Reino Unido provenía de estas regiones y su aportación a la economía de la zona durante las últimas décadas ha sido fundamental.

guanzhounueva3
McDonald´s, Starbucks, KFC… Como tantas otras ciudades de China, Guangzhou está plagada de centros comerciales. La calle comercial más importante, en la imagen de arriba, se llama Beijing Lu.

6 comentarios

Archivado bajo guangzhou, Viaje a China, viajes