Archivo de la categoría: Mundo Mundial

China con Obama

Nuevo presidente, nuevos planes. ¿Cambiará algo la política de EE.UU. respecto a China? ¿Cuál es la visión de Obama respecto al gigante asiático?

Aquí van algunos de los temas más candentes:

Taiwán: para China, hay pocas cosas tan importantes en las relaciones bilaterales con EE.UU. como el tema de Taiwán. Con Obama parece que cambiarán muy pocas cosas: EE.UU. seguirá asumiendo el principio de una sola China y no reconociendo a Taiwán como estado independiente. Al mismo tiempo, seguirá manteniendo relaciones diplómaticas con la isla y respetando la Taiwan Relations Act (lo cual significa que, sin ser oficial, Taiwán es considerado un estado y Washington seguirá “velando por su seguridad”). Por cierto, que Obama (como Mc Cain) apoyó la última venta de armas a Taiwán.

Economía: aquí es donde podría haber más novedades. Obama parece tener pesadillas todas las noches con la divisa china, devaluada artificialmente y que facilita sus exportaciones y aumenta día a día la deuda estadounidense. Con el nuevo Presidente, este tema parece que estará sobre la mesa en cada reunión con las autoridades chinas y organismos internacionales. Cada vez que habla de China, Obama cita este asunto como el más importante.

El nuevo Presidente también ha sido muy crítico con el llamado dumping chino. Su idea es que la falta de respeto de derechos laborales, el poco control medioambiental y las exenciones de impuestos bajan los precios de los productos chinos perjudicando a las empresas estadounidenses. Como el tema de la moneda china o los derechos de autor, Obama parece mucho más duro a la hora de pedir a China que se amolde a las supuestas leyes de mercado internacional (que EE.UU. cumple cuando le interesa, por otra parte). Ha llegado incluso a decir que China “esta compitiendo de una forma que es injusta con los trabajadores estadounidenses”.

Otra de las propuestas de Obama pasa por eliminar las reducciones de impuestos a las empresas estadounidenses que deslocalicen en terceros países. No sé hasta qué punto esto podría afectar a China, aunque tal vez disminuya las inversiones extranjeras.

Derechos humanos: a pesar de su aureola casi mística, en el fondo Obama es un pragmático. Seguro que nunca arruinará un negocio importante por temas relacionados con las libertades en China. Sin embargo, el partido demócrata siempre ha prestado mayor importancia a los derechos humanos y recibe más presiones de ONGs y otros colectivos sociales, así que es de esperar algún gesto de cara a la galería.

Además, los ocho años de decadencia moral de George W. Bush han finalizado y tal vez EE.UU. recupere un poco de prestigio moral, lo que unido a un mayor discurso ideológico de Obama (para quien la política exterior estadounidense debe regirse por los principios de democracia y libertad) podría provocar mayores tensiones en este tema.

Medio ambiente: en este punto también puede haber una diferencia importante. Obama quiere acabar con la dependencia absoluta de petróleo y convertir a su país en líder de las energías renovables (los republicanos se han olvidado de esto los últimos ocho años). La incorporación de EE.UU. a la defensa del medio ambiente (con su posible firma del futuro protocolo de Kyoto) puede acercarle a una China que necesita apostar por energías limpias. De hecho, en alguno de los debates presidenciales, Obama apostó no sólo por convertir a su país en líder de las energías renovables, sino también en utilizar este conocimiento para ayudar a los países en vías de desarrollo (entre ellos China).

Política internacional: es de esperar que Obama vuelva a Naciones Unidas, lleve una política exterior más dialogante, utilice el soft power, salga de Irak en un par de años y olvide las aventuras bélicas de sus predecesores. Esta nueva actitud puede favorecer también el diálogo con Corea del Norte. Es seguro que Pekín se sentirá más cómodo con unos Estados Unidos menos prepotentes.

Asia: en cuanto a las relaciones con el continente, no parece que vaya a haber cambios sustanciales. EE.UU. seguirá siendo amigo íntimo de Japón e India (ambos vistos como contrapunto a China) y de Corea del Sur, Tailandia y Filipinas (aliados tradicionales con presencia militar estadounidense).

Links: US-China policy under an Obama Administration.

Obama and the challege of China

China y las elecciones estadounidenses

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Asia, Bush, China, EE.UU., Mundial, Mundo Mundial

Kevin Rudd, el australiano chino

Kevin Rudd, recién elegido primer ministro de Australia, habla chino.

Así de sencillo y así de novedoso. Por primera vez un líder político occidental se atreve a utilizar la lengua de Confucio, a dejar a los traductores al margen para hablar con Hu Jintao y a atender en su lengua a todas las televisiones chinas.

El mayor golpe de efecto durante toda la campaña electoral lo dio en septiembre pasado, durante la reunión en Sydney del Asia-Pacific Economic Cooperation. Todavía en la oposición, el líder del Partido Laborista hizo la presentación de Hu Jintao en chino (imaginaros la cara se le quedó al entonces Primer Ministro australiano, John Howard).

 

 

Kevin Rudd ha estado casi toda su vida ligado a China. Entre las anécdotas que circulan se dice que su fascinación por la cultura china comenzó con 10 años, cuando su madre le regaló un libro sobre antiguas civilizaciones. Lo cierto es que después se graduó en Arte (Estudios de Asia Oriental), se especializó en historia y lengua chinas y trabajó en la Embajada de Pekín.

La victoria de Kevin Rudd en las últimas elecciones ha sido muy bien recibida en toda Asia (sobre todo en China). Por primera vez un “especialista en Oriente” llega a lo más alto de un gobierno “occidental”, especialmente en un país como Australia, que geográficamente está en Oriente. El dominio del chino de Rudd desató una gran euforia en las cadenas de televisión chinas, que le dedicaron grandes espacios durante toda la campaña electoral australiana.

A parte de esto, los asiáticos esperan de Rudd una visión más comprensiva de las culturas asiáticas, menos cercana a las posturas estadounidenses y más comprometida con el medio ambiente (de hecho, una de sus primeras acciones ha sido aceptar el protocolo de Kyoto).

Como no podía ser de otra manera, esta formación china ha traído consigo algunos chistes. Aquí os dejo con uno que he encontrado en Youtube:

 

 

No estoy muy familiarizado con la política australiana, pero supongo que el vídeo de arriba hace referencia a su campaña en favor de una Revolución Cultural en Australia (diferente a la de Mao, no os preocupéis). En este vídeo de campaña electoral Rudd lo explica muy bien:

 

 

[Por favor, ¿alguien podría enseñarle este último vídeo a alguno de los políticos españoles? A ver si se enteran de una vez. Que envidia…]

Deja un comentario

Archivado bajo chino, Mundo Mundial

KIRGUISTÁN: DEMOCRACIA O GOLPE DE ESTADO

Ya sé que estoy un poco pesado con Kirguistán, pero la verdad es que me está gustando el tema. En The Herald Tribune se preguntan si lo que ha pasado en el país centroasiático es una revolución democrática o un golpe de estado, a la vista de los enfrentamientos políticos y las tensiones entre norte y sur. Muchos ciudadanos se sienten traicionados por sus políticos y muchos críticos se niegan a ver la situación del país como una revolución democrática.

“Let´s not pretend that what happened here was democratic”, said Edil Baisalov, one of Kyrgyzstan´s best-known advocates for democracy.

Baisalov bemoaned what he said Kyrgyzstan had lost when the presidential palace was stormed and President Askar Akayev fled: the kind of cathartic national experience that he had witnessed in Ukraine as its Orange Revolution unfolded. That was a well-organized event that took two months to reach a successful conclusion. “What Ukraine went through was very important to their democratic development,” Baisalov said. “We didn´t have that great emotional experience of civic education.”

Parece ser que los pretendidos efectos democráticos de esta revolución en Kirguistán no podrán extenderse a otras repúblicas ex soviéticas, como se deseaba desde algunos países occidentales.

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo Mundial

CRISIS EN KIRGUISTÁN

Un par de cosas sobre Kirguistán:

Como escribían hace un par de días en La Vanguardia, Kirguistán se encuentra en medio de los intereses de China, Rusia y EE UU. Kirguistán comparte frontera con China, fue parte de la URSS y ha sido fundamental para la guerra contra el terrorismo de George W. Bush.

A EE UU le interesa Kirguistán porque mantiene algunas de sus misiones militares y porque todavía mantiene a las afueras de su capital cerca de 1000 soldados. Para asegurar este apoyo, el Gobierno estadounidense dio el año pasado más de 50 millones de dólares en ayuda exterior.

Mientras, Akáyev, el antiguo presidente de Kirguistán que se encuentra ahora mismo en Rusia, no quiere soltar las riendas del poder: “Soy el único presidente elegido por todo el pueblo, y mi mandato concluye el 30 de octubre de 2005″, “por ahora no he renunciado a mis poderes presidenciales ni he presentado la dimisión. Actualmente no veo razones para dimitir”. En fin, parece que el hombre anda un poco despistado, pero también parece que para que haya nuevos comicios Akáyev debe presentar su dimisión. Si este tira y afloja dura demasiado tiempo la cosa se puede poner fea.

16 comentarios

Archivado bajo Mundo Mundial

¿QUÉ DIABLOS ESTÁ PASANDO EN KIRGUISTÁN?

Cuando algún tema salta en uno de estos países desconocidos para nosotros, como Kirguistán, uno se siente un tanto perdido. ¿Qué diablos está pasando? ¿Quién es la oposición? ¿Cuál es la importancia geoestratégica de Kirguistán? ¿Por qué está pasando todo esto?

En La Vanguardia están haciendo un gran trabajo. Os ofrezco tres artículos que parecen enmarcar bastante bien la situación:

1- Kirguistán: Pasillo estratégico

Kirguistán es un pasillo estratégico en el que rusos, estadounidenses y chinos se juegan el dominio del Asia Central. En ese pequeño y pobre país de poco más de cinco millones de habitantes se ha producido una revolución de terciopelo, la tercera después de Georgia y Ucrania en apenas un año y medio en la zona de influencia de Rusia, que ha llevado a la oposición a la toma del poder tras unas elecciones calificadas de fraudulentas.

2 –Efecto dominó en las fronteras de Rusia

La revolución de los tulipanes kirguís es otra pieza en las protestas contra los tiranos de la mayoría de las repúblicas ex soviéticas. Y la tendencia sigue: el viernes en Bielorrusia la policía cargó contra una protesta en Minsk, y en Uzbekistán la oposición se reunió ante la embajada kirguís en Tashkent.

El descontento y unas elecciones en las que invariablemente ganan los de siempre no son suficientes para que caiga la siguiente pieza del dominó. De las cinco repúblicas de Asia central, Kirguistán era la única donde se había formado un movimiento opositor que el poder no había reprimido. Los propios partidos políticos y ONG explican en Bishkek que la lucha está todavía muy débil en los países vecinos, con los que, evidentemente, mantienen contactos.

3- Últimas noticias: Kirguistán legitimará la revuelta en las urnas.

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo Mundial