Año Nuevo en Yunnan (I): la víspera

En mi viaje durante estas vacaciones de enero, he hecho un alto en el camino para celebrar el Año Nuevo Chino. En esta ocasión me fui a otro pueblo remoto, Eshang (峨山), en la provincia de Yunnan. Allí me esperaba otra amiga china, Xiao Mao, que me invitó a pasar las fiestas con su familia.

Lo que sigue a continuación es un pequeño relato de como se vivió el Año Nuevo en este pueblecito de Yunnan. Como sabéis, cada parte de China y cada familia lo celebra de una forma distinta, así que esto no es más que una pequeña crónica de como lo vivimos aquí.

Al igual que pasa con las Navidades en España, el día más importante en China es la víspera del Año Nuevo Chino (en esta ocasión el 25 de enero). En la familia de mi amiga Xiao Mao, todos acudimos a la casa de su abuela paterna (preferencia sobre la línea materna), donde se reunía toda su familia (tíos, sobrinos, nietos, etc…). En total había unas 15 personas. Como hay un montón de platos que preparar, casi todo el mundo estaba allí desde las doce de la mañana.

La casa de la abuela de Xiao Mao era una casa bastante grande, de dos pisos y con un patio interior muy amplio. Así que durante varias horas su casa de llenó de gente que iba con platos en una y otra dirección, gente cortando carne, preparando cacerolas, etc…

añonuevovispera

añonuevovispera2

Otra de las cosas que se hace mientras se está preparando la cena es cambiar las tiras y carteles (no sé como llamarlos en español, en chino se dice chunlian春联 -) de las puertas de las casa. Estas tiras han estado ahí durante todo el año, como símbolo de fortuna, buena suerte y enriquecimiento. Durante la víspera de Año Nuevo los más jóvenes de la casa se lanzan a arrancar las tiras del año pasado y cambiarlas por otras nuevas (que estarán allí hasta el año que viene).

añonuevovispera3

añonuevovispera4

 

Como sabéis, otra de las cosas más típicas del Año Nuevo Chino son los fuegos artificiales. Durante los días que duran las festividades, se escuchan por todos lados. Los más activos son los niños, que utilizan casi siempre petardos que hacen mucho ruido pero poco más. Pero lo cierto es que cada casa (estoy hablando por la familia con la que estuve) hace aprovisionamiento de fuegos artificiales. Y en algunos casos son realmente espectaculares, unos fuegos artificiales en toda regla, con millones de luces y palmeras y colores que se forman en el cielo.

añonuevovispera5

Otra de las cosas que me llamó la atención es que, justo antes de empezar a cenar (la cena comenzó sobre las seis de la tarde) cada familia lanza una buena traca de petardos. Es curioso escuchar como cada familia pasa por este ritual y el sonido atronador de los petardos indica el comienzo de la cena por todo el pueblo.

añonuevovisera6

Otra cosa que se hace antes de la cena, y de la que había leído mucho pero nunca había visto, es rezar a los ancestros. En la casa de la abuela de Xiao Mao había una habitación donde estaban escritos los nombres de todos los antepasados de la familia, con sus nombres y apellidos. Justo antes de cenar, los jóvenes (todos aquellos que no están casados) subieron a esta habitación e hicieron sus reverencias. Mientras tanto, la abuela quemaba incienso, había colocado comida y bebida para los ancestros y quemaba dinero (falso) para que lo pudieran utilizar en el otro mundo.

Aunque no fue un ritual súper serio ni sagrado (los niños salían cada poco por la cantidad de humo que había y seguían gastándose bromas), fue el único momento en el que no me dejaron sacar fotos.

En cuanto a la comida de Año Nuevo en sí, como casi siempre en China, consistió en un montón de platos de los que todo el mundo va cogiendo (pollo, pato, hígado, pescados, arroz dulce, jamón, chorizos, cerdo con verduras…). En este pueblo de Yunnan casi todo el mundo acompañaba los platos con el típico cuenco de arroz o con unos fideos también hechos con arroz (llamados mifen -米粉-). 

añonuevovispera7

añonuevovispera8

Después de la cena, casi todo el mundo se entretuvo mandando mensajes por teléfono móvil y viendo la televisión. Este día tiene lugar el que es probablemente el programa anual más visto del mundo: la gala de Año Nuevo (春节欢晚会). Es un espectáculo al más puro estilo Sábado Noche, con actuaciones, música, las principales estrellas del país, humor, bienvenidas al Año Nuevo…  

Mientras tanto, un rato después, se siguen lanzando fuegos artíficiales (los más bonitos de la noche). Petardos y fuegos artificiales forman parte de la fiesta china, y no sólo se escuchan en este día tan especial, sino semanas antes y semanas después. Uno de los tíos de Xiao Mao, que insistía en que me quedará algunos días más en Eshang, me lo explicó así: “Nosotros inventamos la pólvora y los fuegos artificiales para divertirnos. Fueron los occidentales los que los utilizaron para la guerra”.

Es también después de la cena cuando comienza el ritual de los sobres rojos (hongbao -红包-), que reciben todos aquellos que todavía no están trabajando. En estos sobres los mayores meten dinero (en esta familia, entre 100 y 400 yuanes) y los jóvenes esa noche duermen con el sobre bajo la cabeza. Mi amiga Xiao Mao al final conseguió unos 1.400 yuanes (130 euros), y estaba bastante triste porque es el último año que recibe el sobre rojo: en unos meses acaba la Universidad y empieza a trabajar, con lo que el próximo año ya le toca dar dinero.

Un poco más tarde, los más jóvenes (una vez más) acudieron a un pequeño templo budista acompañados por la abuela. Era un templo muy pequeñito, cerca de su casa, donde no había nadie. Allí se volvió a ofrecer comida (cacahuetes, refrescos, pipas, mandarinas…) a los dioses y recitar algunas “oraciones”.

añonuevovispera10

añonuevovispera11

Uno de los Dioses era el encargado de dar buena suerte en los estudios, así que todos los niños hicieron varias referencias frente a él. Especialmente una de las sobrinas de Xiao Mao, que este año tiene que hacer el examen de entrada a la Universidad (el gaokao -高考-, más o menos como la selectividad española)

Después de volver a casa de su abuela, nos fuimos bastante pronto a casa, sobre las diez de la noche. Fue una cosa que me sorprendió, porque uno de los momentos culmen de la víspera de Año Nuevo se produce a las doce la noche: cuando una traca de petardos enormes recorre todo el país. Es la forma de acabar con esta noche tan especial y de dar la bienvenida al Año Nuevo.

Nota: una de las tradiciones más arraigadas es la de comer jiaozi (raviolis)en esta víspera de Año Nuevo Chino. En esta familia, como en muchas otras del Sur del país, no se vieron los jiaozi por ningún lado.

Nota (II): la experiencia en esta familia fue increíble,  porque finalmente pude ver con mis propios ojos todo lo que había leído sobre las celebraciones del Festival de Primavera. Mi experiencia el año pasado en Nanjing no fue tan tradicional.

Más:
Año Nuevo (II): el gran día,
Año Nuevo Chino (III): el día después

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Año Nuevo chino, Viaje a China, viajes, Yunnan

3 Respuestas a “Año Nuevo en Yunnan (I): la víspera

  1. Pingback: Año Nuevo Chino (II): el gran día « Un tren hasta Beijing

  2. Pingback: Jamón de Yunnan (y otras delicatessen) « Un tren hasta Beijing

  3. Pingback: Año Nuevo Chino (III): el día después « Un tren hasta Beijing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s