¿La democracia ha comenzado?

Hoy publica Enrique Fanjul un artículo en El País muy interesante sobre la evolución democrática de China. Es un artículo que me parece lleno de sentido común y de puntos interesantes, y sin embargo creo que son ideas desconocidas para la mayoría de la población. En él viene a decir que “la transición democrática en China ya ha comenzado”, que será una transición gradual, sin momentos de ruptura, y que es casi seguro que esta transformación sea liderada por el Partido Comunista durante mucho mucho tiempo.

Fanjul, que NO es uno de esos tertulianos que escribe de todo sin tener ni idea de nada (ha escrito varios libros sobre China y fue consejero comercial en la Embajada de Pekín), destaca la mejora en las libertades que ha experimentado la población china en los últimos años. Relacionado con esto, ahora mismo estoy leyendo el libro Red Dust, de Ma Jian, que cuenta su viaje por China a mediados de los 80. La China que el cuenta (donde el matrimonio entre chinos y extranjeros está recién permitido, las modelos son interrogadas por la policía tras posar desnudas, algunas canciones taiwanesas están prohibidas) es muy muy diferente a la China actual.

Fanjul también destaca la legitimidad con la cuenta el Partido Comunista de China. Es algo innegable y que el autor explica por dos razones: la histórica, ya que el Partido acabó con un siglo de guerras e inestabilidad; y la económica, puesto que nunca tanta gente había mejorado tanto su situación material en los últimos 30 años. A estas yo añado otras dos: la propaganda comunista, que cuenta sólo una parte de la historia del país y ha evitado una revisión histórica auténtica (Gran Salto Adelante, tema de Taiwán, Tibet, legado de Mao, Tiananmen 1989…); y la inexistencia de una oposición visible, puesto que el Partido Comunista ha incorporado a los nuevos ricos y a algunos intelectuales y se ha encargado de destruir cualquier tipo de oposición real organizada.

Lo que Fanjul da por supuesto, que puede ser cuestionable, es la inevitabilidad de esa democracia. Es cierto que se ha emprendido un camino lento y gradual de apertura, pero también lo es que esto lleva en marcha 30 años (“todo está empezando a cambiar” decía Ma Jian en Red Dust en 1983) y que cualquier incidente puede hacer saltar la situación por los aires. Los ejemplos de Japón, Corea del Sur y Taiwán (sobre todo este último) son muy significativos, aunque todos ellos son países pequeños (al menos en comparación con China) y dos de esas transiciones democráticas fueron una necesidad internacional (Japón al perder la guerra y Taiwán al necesitar una democratización que le pudiera dar apoyos en el escenario internacional). La transición en un país tan poblado y complejo como China puede ser mucho más conflictiva (cruzemos los dedos para que no lo sea).

[Por cierto, que esta transformación gradual de la que habla Fanjul, que es la que ha permitido transformar la economía comunista en capitalista poco a poco, tiene un expresión muy bonita en China: “sentir las piedras mientras cruzas el río” -摸着石头过河-]

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo democracia en China, Política China, Uncategorized

2 Respuestas a “¿La democracia ha comenzado?

  1. Pingback: China y la democracia | Diario del Lobo Gruñón

  2. Pingback: Democracia sí, democracia no « Un tren hasta Beijing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s