Clónicas de Madrid (IV)

[Después de cerrar el blog en Público, estoy por España haciendo unos exámenes y aprovechando para ver a la familia y amigos. En todo este tiempo en Pekín, he desarrollado un nuevo amigo chino que se ha venido conmigo. Se llama Mengda (孟达) y lo está flipando por Madrid y España, así que los próximos días le cederé el protagonismo para que os cuente su visión china de esta ciudad y este país]

Clónicas de Madrid (IV): A España le gusta el fútbol

Si viajas a Zaragoza, una de las primeras cosas que te contarán (mucho antes que el lugar donde se encuentra la Basílica del Pilar) es que el equipo de fútbol, después de muchos años de gloria y éxitos, bajó a segunda el año pasado. Si vas a Barcelona te enterarás de que hay un entrenador que se llama Pep Guardiola, que es nuevo, muy joven y formó parte del Dream Team. He podido ver como muchos españoles van antes al Camp Nou, el estadio de fútbol, que a la famosa Sagrada Familia (hasta en China hemos oído hablar de ella). Si llegas a Gijón el primer taxista te contará en pocos minutos que el Sporting subió a primera, y que aquel domingo de fútbol fue uno de los días más felices de su vida. Una ciudad importante no puede serlo si no juega al fútbol (en primera, claro).

El fin de semana es el momento clave de toda esta religión deportiva. El sábado te despiertas con los previos de la Liga y las alineaciones. A las ocho de la tarde comienza el Barça y a las diez el Sevilla, y los amigos se llaman para ver dónde seguir los partidos. Son cuatro horas de fútbol, rebozadas con comentarios de radio, previos y pos partidos. Las emociones son tan intensas que en medio de este espectáculo hay gritos, cervezas, protestas por haber alineado a un delantero en vez de a otro, recuerdos de aquel equipo histórico de hace 10 años y cánticos repetidos de la radio. Toda esta especie de mundo paralelo continuará durante el fin de semana, los telediarios del lunes, martes y miércoles, las portadas de la prensa y los comentarios de bar.

En medio de este frenesí profesional, son cientos de miles de españoles los que juegan al fútbol de forma amateur. Los padres van a ver a sus hijos. Las abuelas acompañan a los padres. Las novias acuden para ver a sus hombres en pantalón corto. Casi por obligación, el fútbol se convierte en una tradición familiar. Todos los domingos. En todas las cadenas de televisión, radios y periódicos. Todos los días.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Clónicas de Madrid, comunicación

2 Respuestas a “Clónicas de Madrid (IV)

  1. Y a pesar de todo ello, también hay algunos (bastantes) españoles (y sobre todo españolas) a los que no les gusta el fútbol y/o pasan olímpicamente de todo lo que tenga que ver con el tema…

  2. Por ejemplo, yo soy uno de esos bichos raros que son indiferentes al fútbol y que se molesta cuando un domingo por la tarde no puede escuchar en la radio otra cosa que no sea fútbol en las emisoras generalistas, incluídas las públicas.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s