China, ¿de verdad tan cerrada al mundo?

En muchos artículos de prensa y comentarios varios, se repite con insistencia la idea de que China ha sido un país cerrado al extranjero, aislado y sin contactos con el exterior durante siglos. En muchos casos se alude al nombre del país en chino (zhongguo -中国, que significa algo así como el país del centro-) como si esta fuera la prueba irrefutable de esta especie de verdad histórica asumida por Occidente. En algunos sitios dicen que “estuvo cerrada al mundo durante milenios” y en otros que “China se mantuvo aislada del resto de civilizaciones y restringió las actividades extranjeras”.

Creo que en esta afirmación hay un gran desconocimiento de la historia de China y un gran ombliguismo occidental, así que, sin intentar sentar cátedra, voy a intentar ponerle muchos matices:

– Para empezar, todas las sociedades se consideran el centro del mundo. Es algo casi inherente al ser humano considerar “su mundo” como el centro del universo. El Eurocentrismo, que pretendía cristianizar e imponer su modelo político y social en otros países, es un buen ejemplo de ello.

– ¿Alguien se acuerda de la Ruta de la Seda? Esta increíble ruta comercial, que llegó a conectar mercancías entre China y Roma, puso en contacto a China con buena parte del mundo. Ya durante la dinastía Han (206 a.C – 220 d.C.), las relaciones comerciales de China eran intensas con India, Arabia, Persia y Egipto. Unas relaciones económicas que no se reducían sólo a eso: con las mercancías llegaban personas, filosofías, religiones, soldados, monjes…

Durante esta época es cuando el Budismo entra en China. Una religión cuyo origen no es chino, pero que los ciudadanos acogerán y transformarán hasta hacer suya. Frente a la supuesta cerrazón histórica de China, lo cierto es que ya en esta época los intercambios comerciales con el resto del mundo son intensos, e incluso uno de los pilares filosóficos de China (el budismo) llegó del extranjero.

chinacerrada1

La Ruta de la Seda en el siglo I (La foto es de Wikipedia)

 

Durante la Dinastía Tang (618-907), China fue un imperio cosmopolita, con enorme influencia en toda Asia y cuyos emperadores estaban fascinados por todo lo extranjero. Las élites de aquel entonces acogieron con entusiasmo todo lo que venía de fuera: formas de vestir, juegos, danzas, cocina, música… unas influencias que modificarían sin duda la identidad y la cultura chinas.

Así lo explica Jacques Gernet en su libro El mundo chino: “Puede decirse que la civilización china de esta época es cosmopolita. La capital, Chang´an [la actual Xian], es el punto de encuentro de todos los pueblos de Asia: turcos, uigures, tibetanos, coreanos, gentes de Khotan y de Kucha, sogdianos, gentes de Cachemira, persas, árabes, indios, cingaleses…”.

Dinastía Yuan: durante esta época (1271-1368) el Imperio Mongol se extendía por toda Asia y llegaba hasta la actual Hungría, lo que le sirvió a China para estar en contacto con gran parte del resto del mundo. Algunos extranjeros (ni mongoles ni chinos) llegaron a ocupar puestos en la Administración y a realizar importantes obras arquitectónicas. En las instituciones públicas se hablaba mongol, para los negocios se utilizaba el persa y en el norte el ruso ya había penetrado con fuerza. Basta echar un vistazo a las crónicas de Marco Polo para darse cuenta de la diversidad de lenguas y de culturas que se podían encontrar en China.

Además, muchos chinos también hicieron el viaje inverso al de Marco Polo. Rabban Bar Sauma (nacido en Pekín aunque de origen turco) es enviado en misión a Roma y es presentado ante los reyes de Francia e Inglaterra. Hay muchos otros ejemplos de esta diáspora china, aunque, como casi siempre, los occidentales prestaron muy poca atención a las fuentes bibliográficas chinas.

chinacerrada2

Viaje de Rabban Bar Sauma hasta Europa impulsado por la Dinastía Yuan. (la foto es de la Wiki)

 

Contacto directo con Occidente: cuando en el siglo XVI los europeos llegan por primera vez (de forma constante y organizada) a China, es cuando, sin conocer todo lo que hemos dicho más arriba, se llega a la afirmación de que China ha estado aislada del mundo durante toda su historia. Esta visión se enmarca dentro del europeísmo del momento, que se ve como centro del mundo y entiende que todo territorio por el que no han pasado sus embajadores no pertenece a la civilización. Para eso llegaban ellos, para salvar al mundo de su barbarie, cristianizarlos y mostrarles los grandes avances del mundo civilizado.

En esta visión de los europeos también influye el contexto histórico del momento. Los primeros contactos con Occidente se producen durante la dinastía Ming, que por motivos políticos y económicos estaba interesada en limitar el comercio con el exterior, por lo que tal vez los europeos extrapolaron esta situación contextual a toda la historia de China.

Dentro de estos contactos con los europeos, cabe citar a los famosos jesuitas-chinos, que llegaron a ser consejeros importantes de los emperadores chinos e introdujeron algunos de los inventos tecnológicos occidentales. Una muestra más de que China no rechazaba todo lo que venía de fuera, sino que llegaba a integrarles en su administración, protegerles e incluso encargarles importantes obras artísticas.

chinacerrada3

Obra de Giuseppe Castiglione (su nombre chino era Lang Shining) durante la Dinastía Qing. La obra se llama Cien Caballos y se puede ver en el National Palace Museum de Taipei. Castiglione fue uno de los pintores más admirados por el Emperador Qianlong.

 

¿Y qué decir de lo que pasa hoy en China? Los chinos no sólo no se muestran cerrados a lo que viene de fuera, sino que están fascinados por todo lo extranjero-occidental. Los jóvenes chinos quieren ser modernos y hablar inglés, vestir las ropas de marca occidentales y leer sus novelas.

En fin, después de esto rollo que os he soltado, yo creo que una vez más asistimos a la imposición de prejuicios basados en la superioridad europea y en la falta de análisis desde el otro lado (en este caso China). Ya sé que es muy fácil seguir con el estereotipo de China encerrada en sí mismo (así los occidentales seguimos reafirmando nuestra superioridad) pero lo cierto es que no responde a la realidad.

Nota: en este repaso histórico acelerado, me he olvidado de muchísimas cosas, entre ellas la importante actividad marítima durante los Song, los viajes de Zheng He, las emigraciones chinas a lo largo de la historia, las conexiones con México o Filipinas, la ocupación de China durante los siglos XIX y XX… No sólo eso, sino que, de haber estado China tan aislada como se dice en Occidente, Europa no habría podido disfrutar de la brújula, la pólvora, el papel o la imprenta de tipos móviles (inventos de origen chino) que llegarían a través de sus contactos con las culturas musulmanas.

Relacionado: Guangzhou, abierta al mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s