Guangzhou, abierta al mundo

Durante siglos y siglos, Guangzhou fue la puerta de entrada y de salida de China. Aquí llegaban nuevas ideas y productos desde todos los rincones del mundo; y de aquí salían los preciados productos chinos que se compraban en Asia o Europa.

Esto fue así ya durante la Dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.) y alcanzó su máximo esplendor con los Tang (618 – 907). Durante esta última época Guangzhou se convirtió en el punto de partida de la ruta de la seda marítima, la mayor ruta comercial por mar durante la Edad Media. Guangzhou acogió entonces muchas influencias extranjeras (los Tang siempre mostraron gran interés por todo lo que llegaba de fuera del Imperio) y una gran fuente de ingresos (de hecho, se la llamaba el “preciado granero del Sur”).

En esta época, en el siglo VII, se construyó en la ciudad la Mezquita del Recuerdo del Profeta, considerado el primer templo musulmán construido en China. Se dice que fue edificada por el primer misionero musulmán en China, un tío de Mahoma, y nos muestra ya lo abierta que estaba Guangzhou al mundo.

 

Vídeo (un poco cutre, que le vamos a hacer) sacado en el museo de Guangzhou que muestra las rutas comerciales de la ciudad durante las Dinastías Han, Tang y Song.

 

Mucho más tarde llegaron los portugueses a la región (con esa idea de que China había estado cerrada al mundo), que finalmente se quedaron con Macao (1557); y los jesuitas, que antes de llegar a Pekín se instalaron en Zhaoqing, al oeste de Guangzhou. Una vez más, Guangzhou y Guangdong eran la puerta de entrada y salida de China.

Ya en el siglo XIX, la apertura al mundo de Guangzhou le deparó nuevos acontecimientos, entre ellos las Guerras del Opio y la rebelión Taiping (1848-1864), que nació en Huaxian, a 40 kilómetros de la ciudad. Durante el siglo XIX, los cantoneses también fueron los primeros en emigrar a Estados Unidos, Canadá o Australia y los primeros en cursar estudios en Estados Unidos.

guanzhouabierta1

El primer grupo de niños estudiantes en EE.UU.; 24 eran de la provincia de Guangdong.

 

Pionera en muchos aspectos, Guangzhou casi siempre fue la primera en abandonar el continente y en acoger otras culturas. Incluso durante el mayor aislamiento comunista, la Feria de Cantón era una de las pocas formas de hacer negocios con el mundo. Puede que las políticas de los gobernantes cambien con el tiempo, pero la geografía no cambia nunca. Hoy, Guangzhou sigue su camino histórico, abierta al mundo.

guanzhouabierta2

El primer aviador chino, también cantonés.
Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo guangzhou, Viaje a China, viajes

2 Respuestas a “Guangzhou, abierta al mundo

  1. Pingback: China, ¿de verdad tan cerrada al mundo? « Un tren hasta Beijing

  2. Pingback: Chongqing (I): impresiones « Un tren hasta Beijing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s