Tensión en el aeropuerto de Guangzhou

Con todo el follón en la estación de Guangzhou, se me había olvidado comentaros que tampoco los aeropuertos se libraron de los problemas meteorológicos. Yo quería pasar el Año Nuevo en Nanjing, así que en vista de la situación en casi todo el país, decidí sacar un billete de avión (doble de precio que normalmente) para llegar a tiempo.

Aún así, no me libré, como tantos otros chinos, de retrasos, cancelaciones y otros problemas. Mi billete era para el día 5 de febrero, Guangzhou-Nanjing, a las diez de la noche. Al llegar al aeropuerto parecía que no había ningún problema, ni grandes colas ni multitudes. Una vez ya en la puerta de embarque, me di cuenta de que la cosa no iba a ser tan fácil. “No sabemos cuando va a salir tu vuelo”, me decían los encargados de la compañía aérea.

A los pocos minutos, una decena de personas comenzaba a dar gritos frente a uno de los mostradores. Al parecer era el vuelo de las dos de la tarde para Nanjing (eran ya casi las diez de la noche) que no había podido salir a causa del mal tiempo. Entre gritos y protestas, me di cuenta de que mi vuelo no saldría esa noche.

Algunos minutos después, los encargados confirmaban que nuestro vuelo no podría salir esa noche. Organizaron un autobús, nos llevaron a un hotel y nos dieron de cenar (todo muy bien organizado y pagado por la compañía aérea). Estábamos a 5 de febrero, tan sólo un día antes de la gran noche en China (parecido en importancia a la Noche Buena en España) y muchos comenzaban a temer que pasarían esa noche comiendo jiaozi en el aeropuerto.

Al día siguiente, después del desayuno, el autobús nos lleva de vuelta al aeropuerto. Una vez allí la cosa se pone más tensa (ya estamos a 6 de febrero): “Todavía no sabemos cuando saldrá vuestro vuelo”, nos dicen. En ese momento, y en medio de tanta desorganización, mis compañeros de viaje comienzan a montar follón en los mostradores de la compañía. A grito pelado, con gestos y gritando “queremos volver a casa”…

tensionaeropuerto

 

La desorganización aquí es total. Mientras nadie nos explica exactamente cuál es el problema, otros pasajeros con billete para esa mañana se unen a nuestra protesta. La policía (unos 20 agentes) hace acto de presencia para tranquilizar los ánimos.

Nada se soluciona y es ya casi la una de la tarde: algunos de los que no viven en el centro de Nanjing comienzan a asumir que no llegarán a tiempo para estar con sus familias en el día más importante del año. Un par de pasajeros hacen dos pancartas con el número de nuestro vuelo y lemas como “Queremos volver a casa para celebrar el año nuevo chino”. Aunque hubo desesperación y tristeza, algunos también se lo tomaron a cachondeo.

 

 

Y, de repente, la gente comienza a desaparecer. Unos hacia un sitio y otros hacia otro, pero parece que todos han encontrado una vía de escape. Yo me quedo allí en medio, sin enterarme muy bien de lo que va la historia, hasta que me comentan que hay que cambiar el billete. Todo pasa muy rápido: cambio de billete, esperar 10 minutos, correr hasta la puerta de embarque… y dos horas después, sin saber muy bien cómo, llegada a Nanjing… Allí me estaba esperando mi familia china de adopción: al final llegué a tiempo para comer los jiaozi.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo guangzhou, viajes

4 Respuestas a “Tensión en el aeropuerto de Guangzhou

  1. Me pasó algo similar hace 2 años en Xian (retraso en la salida del avión). Nos llevaron en un autobús muy cutre a un hotel cercano al aeropuerto todavía más cutre y nos dieron una cena que daba pena. Menos mal (iba con mis padres además de con mi mujer) que finalmente, tras 4 horas, nos volvieron a llevar al aeropuerto y tras 1 hora más salimos hacia Guangzhou.

    La hora de más fue por las protestas de la gran mayoría de los pasajeros chinos, que se negaban a subir al avión si no se les compensaba de alguna forma el retraso. Montaron una buena, vino la policía, vinieron encargados de la compañía aérea, y finalmente consiguieron la devolución del 30% del importe del billete para todos.

    Una buena muestra de que en China, en contra de lo que muchos piensan, si que se puede protestar, si que se puede luchar por tus derechos, e incluso mejor y con más resultados que en “países modernos” como por ejemplo… España.

    Xin Nien Hao y pásalo bien los días que te quedan de viaje 🙂

  2. Hola tocayo,

    No sé si más o mejor que en los países occidentales, pero lo cierto es que a mí también me dio esa impresión. Mucha gente piensa que los chinos no luchan por sus derechos y aceptan todo con sumisión, pero lo cierto es que en estos casos montan unos follones increíbles. Les sale una vena rebelde y reivindicativa que seguro el Partido Comunista conoce muy bien…

    Siento que cuando se retrasara tu vuelo te llevaran a un hotel tan malo… La verdad es que el nuestro estaba genial 🙂

  3. Cris

    Hola Daniel,
    buscando buscando por internet he llegado, por casualidad, a tu anterior blog y en pocos minutos me has enamorado (es un decir…).
    Prometo seguirte por China y por donde vayas desde aquí.
    Y lo peor es que no me limito a leer, también comento.
    Un beso!

  4. Muchas gracias, Cris.

    Un orgullo escuchar tus palabras 🙂

    Espero verte por aquí.

    Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s