SHANGHAI, LA CIUDAD OPTIMISTA

Algunas ciudades hay que descubrirlas por la noche. Es el caso de Shanghai, que muestra su verdadera personalidad a la luz de los rascacielos y las marcas comerciales. La artificialidad de la ciudad no desaparece, pero se vuelve más auténtica, más real. La noche cambia a las personas y las vuelve más sinceras; lo mismo pasa con las ciudades.

Los datos económicos nos pueden dar una visión de lo que sucede en una ciudad, pero no hay nada como pasear por el Bund y contemplar el Pudong por la noche para darnos cuenta de lo que significa Shanghai.

Tomada por mi amigo Adrián

Si algo me ha impresionado de Shanghai no es otra cosa que el optimismo de sus gentes. Algunos chinos dirán que los shanghaineses son arrogantes y prepotentes, otros que optimistas y emprendedores. La verdad es que la ciudad respira vitalidad y transgresión por todos sus poros.
Uno tiene la sensación de que en esta ciudad está pasando algo a cada instante, de que todo es posible; de que Shanghai se mueve más rápido que el resto del mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Asia, China, Viaje a China, viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s