ESCALADA NUCLEAR EN EL PACÍFICO

La estrategia de la Administración Bush para acabar con las aspiraciones nucleares de Corea del Norte no está dando resultado. Al menos eso es lo que piensan sus vecinos, que están pensando en cambiar de estrategia y desarrollar sus propias armas nucleares para evitar la amenaza norcoreana. Japón, Corea del Sur, Taiwan y China se encuentran en una espera tensa que podría acabar con una remilitarización de todo el Pacífico.

Corea del Sur se encuentra en una situación especialmente delicada. Su vecino norcoreano está yendo cada vez más lejos y su proximidad geográfica y sus rencillas históricas pueden complicar más la situación. Hasta ahora Seúl se había sentido protegido por el paragüas nuclear de EE UU, pero la reducción de tropas estadounidenses (de 35.000 a 27.000) puede provocar inquietud en Corea del Sur. Además, Seúl dispone de 19 plantas nucleares y una tecnología muy desarrollada, lo que facilitaría su salto como potencia nuclear.

“Si Estados Unidos no puede evitar las pruebas nucleares de Corea del Norte, ¿cómo va a impedir que las usen?”, se pregunta un diplómatico surcoreano.

Por otro lado, siempre se había considerado que Japón, el único país que ha sufrido las consecuencias de las bombas nucleares, nunca desarrollaría armas de destrucción masiva. Sin embargo, esta percepción ha cambiado desde que Corea del Norte realizó pruebas nucleares en 1998 y sus misiles pueden alcanzar territorio japonés. Japón ha desarrollado también una fuerte industria nuclear de uso cívico y su salto al mundo de las armas sería un abrir y cerrar de ojos. Como reconocía un funcionario japonés, las nuevas circunstancias en el Pacífico pueden “requerir que Japón disponga de armas nucleares”.

China intenta mantener el equilibrio entre su ayuda al régimen de Pyongyang y el reconocimiento de que el desarrollo de armas nucleares en Corea del Norte pone en peligro toda la región. China no quiere que los norcoreanos avancen en su escalada militar, pero tampoco está dispuesta a colaborar con EE UU y sancionar con medidas económicas a Corea del Norte. Posiblemente su estrategia pase por un diálogo razonado de la mano de Rusia, que tampoco comparte la estrategia de George W. Bush. EE UU no podrá acabar con las aspiraciones nucleares de Pyongyang sin contar con el beneplácito de China, que tiene alrededor del 24% de sus tropas cerca de la frontera con Corea del Norte .

Link: MSNB – N. Corea ambitions may spark Asia arms race. Con gráficos multimedia que explican la situación militar de la zona y las armas de las que dispone Corea del Norte.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Asia, China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s